Cómo la Fórmula 1 es más de lo que parece


La Fórmula 1 es un deporte fascinante, pero para muchos no es más que un coche circulando por una pista. Sólo cuando se comprenden las velocidades que se alcanzan, las curvas técnicas, los increíbles coches y la resistencia de los pilotos se puede apreciar este deporte en todo su esplendor. Aquí están los datos más interesantes para arrojar un poco más de luz sobre por qué la Fórmula 1 es simplemente increíble.

Tecnología de los coches
La mejor tecnología del mundo se instala en los coches de Fórmula 1 para hacerlos rendir. Es una batalla constante entre los fabricantes de coches para construir cada año mejores coches para mantenerse por delante de la competencia.

La fabricación de un coche medio cuesta más de 7 millones de dólares y los costes de mantenimiento son increíblemente altos. El motor sólo dura cinco carreras antes de tener que ser modificado. Las máquinas están diseñadas para rendir a un nivel increíblemente alto, pero no para durar.

Los coches de Fórmula 1 son capaces de acelerar hasta 160 km/h y volver a 0 en 4 segundos. La aceleración, el frenado y el giro de estos coches son inimaginables. El margen de error en la Fórmula 1 es increíblemente bajo. El coche tiene una media de 80.000 componentes y cada pieza tiene que estar perfectamente ajustada para que el coche funcione bien

Resistencia del piloto
Las carreras de Fórmula 1 duran menos de 2 horas. Todos hemos hecho viajes por carretera de más de 2 horas y nos ha ido bien, así que a veces se podría pensar que lo que hacen los pilotos no es tan difícil, pero la realidad es muy diferente. Los pilotos pueden perder hasta 4KG por carrera al perder 3 litros de agua. El calor en su cabina puede superar los 50 grados centígrados. La fuerza G ejercida sobre su cuerpo para pasar a 160 y volver a 0 en cuatro segundos es enorme. La increíble forma física, la concentración y la resistencia necesarias para mantener un alto nivel de conducción durante dos horas son impensables. Para cualquiera que piense que los pilotos de Fórmula 1 tienen un trabajo fácil, piénselo de nuevo.

El hecho más triste de la Fórmula 1 es que hasta la fecha se han producido 46 muertes en coches de Fórmula 1. Aunque se trabaja mucho en la seguridad y los pilotos son los mejores del mundo, a veces ocurren accidentes. Mientras se sigue invirtiendo, esperamos que no haya más muertes en la Fórmula 1 y que sigan emocionando al público durante años.